jueves, 10 de abril de 2008

Tras la huella de Pablo Montesino

"Uno de los buenos patricios que ha perdido España en el corto espacio del presente año, es el Ilmo. Señor D. Pablo Montensino. Su vida, que comenzó el 29 de junio de 1781 en Fuente del Carnero, provincia de Zamora, fué una de las mas bien empleadas en los conocimientos útiles y las tareas provechosas". 

Así comienza la biografía de esta figura trascendental del liberalismo hispano del s.XIX, publicada el 10 de marzo de 1850 en el Boletín de Medicina, Cirugía y Farmacia. (**)
.
Este médico militar, pedagogo y notable político zamorano, fue pionero en su época al impulsar las escuelas de párvulos y la formación de maestros en nuestro país.

Participó activamente tras el triunfo del TrienioLiberal (1820-1823) en el restablecimiento de la Constitución de 1812 (Constitución de Cádiz) que permitía la participación ciudadana en la vida política, llegando a aprobar el Reglamento de Instrucción Pública en 1821, en el que se planteaba la obligatoriedad de saber leer y escribir para no perder el derecho de ciudadanía. En este período Montesino fue elegido diputado de las Cortes de Extremadura.

Durante el periodo absolutista (Década Ominosa 1823-1833) encarnado por "el rey más infame de nuestra historia" (Fernando VII), tuvo que exiliarse a Inglaterra, primero en Lóndres y después en la isla de Jersey, por su compromiso con la ideas liberales de la época y por haber votado la destitución del rey. Esta década de exilio le sirvió para sumergirse en el campo educativo, a través de la metodología de Pestalozzi, aprovechando las experiencias prácticas de las primeras redes de la enseñanza de párvulos que Robert Owen y otros estaban implantando en Inglaterra.

Con interés progresista por los temas educativos, a su vuelta en 1834, propagó las ideas pedagógicas que conociera en Lóndres y propulsó la creación de la ‘Sociedad para mejorar la educación del pueblo’, entidad que, por su iniciativa, fundaría la primera escuela de párvulos en España (1838), situada en la calle Atocha de Madrid.

Miembro del Consejo de Instrucción Pública, convencido de la necesidad de contar con un magisterio profesional, promovió la creación de la Escuela Normal Central de Maestros (1839) como centro superior para “formar maestros instruidos y capaces de dirigir las Escuelas Normales de provincias, y las escuelas superiores y elementales de instrucción primaria de todo el Reino”. Bajo su dirección, dicha Escuela vivió una etapa (1839-1949) de gran actividad pedagógica. Intervino en la reforma de la instrucción primaria y defendió, a través del Boletín de Instrucción Pública, la implantación de los jardines de infancia y la mejora de la educación femenina. Sus ideas pedagógicas quedaron reflejadas en: Manual para los maestros de escuelas de párvulos (1840), primer tratado de educación preescolar en España, y Métodos de enseñanza y pedagogía.
---------------------------------
Datos y la imágen están sacados del original de la segunda edición del Manual de 1850, así como de la Enciclopedia Microsoft® Encarta® Online 2007
---------------------------------
.
Enlaces sobre Pablo Montesino:
.
--------------------------------